Prueba A/B de su sitio web

La prueba A/B es un proceso mediante el cual se comparan dos versiones de una página web para ver cuál es la más efectiva. Es una forma clara de obtener datos empíricos para que pueda determinar qué enfoque funciona mejor y es más productivo.

Considere una página web que ofrece artículos promocionales que se venden en un sitio web minorista. Con las pruebas A/B, usted proporciona dos versiones de una página web: una que ofrece el enfoque actual y otra que ofrece un nuevo enfoque. Durante la fase de prueba, los visitantes del sitio web se dirigen aleatoriamente a cada página web mientras rastreas qué página produce mejores resultados. A medida que avanzan las pruebas, puede comparar la cantidad de artículos promocionales vendidos.

En otro ejemplo, considere una página web que ofrece registros gratuitos para un sitio web de redes sociales. Mediante las pruebas A/B, puede comparar dos versiones de la página web para ver qué versión obtiene más registros. Una diferencia mensurable en los resultados indica si el nuevo enfoque es más efectivo que el enfoque actual.

Prácticas para implementar pruebas A/B

Defina una medida clara del éxito, como los artículos vendidos o el tiempo dedicado a la página.
Ofrezca dos enfoques simultáneamente. Desea resultados comparables para el mismo período de tiempo.
Use el nuevo enfoque solo para usuarios nuevos. No frustrar a los usuarios recurrentes con múltiples enfoques.
Use el nuevo enfoque de manera consistente en todo el sitio web. Si un widget se muestra en varias páginas, muéstrelo en el mismo lugar en cada página.
Mida y controle los dos enfoques a lo largo del tiempo. Los datos pueden mostrar tendencias. Los totales pueden no contar toda la historia.
Ejecuta múltiples pruebas. La primera alternativa puede no ser la mejor. Además, analizar los resultados de los pequeños cambios es más claro que analizar los resultados de los principales cambios.


Los beneficios de las pruebas A/B
Al realizar pruebas A/B y aplicar lo que aprende de los resultados, puede hacer que su sitio web sea más eficiente y proporcionar una mejor experiencia de usuario. Puede usar datos empíricos para asegurarse de usar los mejores enfoques.