Innovación en Latinoamérica: Jaime Martínez

jaime_martinez_soto.png

Su innovador sistema de financiamiento, propiedad y administración de paneles solares impulsa la adopción de esta fuente de energía renovable en México

La energía solar no solo es buena para el medioambiente; la capacidad de agregar pequeñas instalaciones privadas en la azotea rompe el molde del modelo de energía establecido, que se basa en grandes instalaciones de generación centralizadas y redes de transmisión y sus pérdidas de energía asociadas. Y este doble beneficio, tanto ambiental como social, es exactamente lo que motivó a Jaime Martínez a liderar Project Terra, una iniciativa innovadora y efectiva dirigida a la introducción de la energía solar fotovoltaica en México. 

La clave de Project Terra reside en su sistema de financiación único, que actúa como una cartera de inversiones para empresas y clientes privados que buscan comprar paneles solares. Project Terra no posee los paneles, sino que los instala y los gestiona. Y los propietarios de los techos sobre los que están instalados tampoco los poseen, ni tienen que cubrir ningún costo relacionado con estos paneles, pero sí se benefician de la electricidad que generan a un precio inferior al que ofrecen las empresas de energía tradicionales. . El exceso de energía que estos paneles producen se vende a través de la red a las compañías que financian estas instalaciones.

El objetivo de Martínez, en sus propias palabras, es "producir energía limpia y barata para todo el mundo". Y en México, esta red es aún más viable gracias a su enorme potencial solar. La penetración limitada del crédito en México también significa que este sistema de financiamiento permite a las personas beneficiarse de la energía solar y obtener grandes ahorros en sus facturas de energía sin invertir un solo peso o firmar contratos a largo plazo. Los inversores que adquieren estos sistemas reducen los costos y mejoran la eficiencia al comprar el exceso de energía que producen a un precio inferior. Al mismo tiempo, estos propietarios de paneles solares reciben cancelaciones de impuestos al obtener una certificación oficial de sostenibilidad del estado mexicano, obteniendo así rendimientos fiscales atractivos y combinados.

La compañía se basa en una base tecnológica poderosa: un sistema de algoritmos administra automáticamente la venta de exceso de energía mediante la optimización continua de los rendimientos producidos. Este revolucionario concepto de financiamiento ha llevado a la instalación de una enorme cantidad de paneles en la azotea que de otro modo no habrían sido posibles. Es un excelente ejemplo de simbiosis inteligente de mutuo interés que beneficia tanto a los inversores como a los consumidores, y permite al estado ahorrar en subvenciones de energía.

En menos de dos años, Project Terra ha acumulado una base de usuarios de más de 15,000 clientes, los más grandes de México, que obtienen ahorros de hasta el 50% en sus facturas de energía. A comienzos de 2018, el equipo espera estar operativo en todo México y llegar a otros países de la región. Con un modelo de negocios tan sólido y escalable, Project Terra aspira a cubrir los tejados de todo el mundo con paneles solares durante la próxima década.

via MIT Technology Review