Innovación en Latinoamérica: Santiago Siri

santiago_siri.png

Utiliza blockchain para transferir el poder de decisión política a los ciudadanos

Para Santiago Siri, nacer en Argentina significa querer cambiar la composición de la política y de la democracia misma. Los jóvenes informáticos ven a su generación como "nativos digitales y nativos democráticos, después de tantos años de dictadura, es su turno de comprender cómo están conectados Internet y la democracia". Eso es exactamente en lo que está trabajando. 

La solución de Siri se basa en blockchain, la tecnología en la cual se han construido criptomonedas como Bitcoin. Es una base de datos distribuida, que actúa como un registro contable. Cada transacción se registra de forma permanente, si el blockchain agrega otro elemento, esta información no se encuentra simplemente en una sola computadora, sino que todos los que pertenecen a la red pueden verla. Cambiar uno de estos bloques en secreto es imposible. En pocas palabras, es esta característica la que hace que esta tecnología sea ideal como piedra angular sobre la cual operar un sistema de votación, que es lo que Siri ha hecho con su plataforma Sovereign. En lugar de las transacciones monetarias, su plataforma utiliza blockchain para verificar el proceso de votación en una plataforma de democracia participativa en línea.

"La implementación de blockchain elimina la necesidad de una autoridad central para verificar las boletas", dijo Siri, lo que evita "el riesgo de manipulación de votos por parte de quienes tienen el poder de administrar el registro de votantes". También hace que el conteo sea completamente transparente y verificable. Cuando Sovereign se usa para administrar una elección, cada voto se registra en una cadena de bloques.

Cualquier entidad "desde un mínimo de dos personas, a una global, desde la administración de un edificio, un club, un sindicato, un ayuntamiento ..." puede usar Sovereign para gestionar la toma de decisiones de una manera transparente y verificable , explica el visionario argentino. Un estudio piloto de su uso tuvo lugar durante el proceso de referéndum del acuerdo de paz en Colombia, cuando solicitó su opinión a los expatriados colombianos. "Esta experiencia nos permitió conocer el elemento clave [que condujo al rechazo del acuerdo]: dar a las FARC los derechos políticos", dice Siri.

La relación de Siri con el activismo digital se remonta a 2012, cuando participó en la fundación de la Net Party (Partido de la Red en español). Más tarde colaboró n el desarrollo de DemocracyOS, una plataforma para la participación ciudadana (ver Innovadores menores de 35 años Argentina y Uruguay 2016: Guido Vilariño). Su experiencia política "me ayudó a aprender mucho, pero también era frustrante enfrentar las facetas más corruptas del sistema", se lamenta. En 2015 se mudó a los Estados Unidos y fundó la Democracy Earth Foundation con el respaldo de Y Combinator. Allí se metió en conceptos como democracia líquida y tecnología como blockchain, lo que lo llevó a concebir y desarrollar Sovereign. Esta herramienta de democracia líquida permite la votación directa y delegada.

"Los ciudadanos votan todos los días con Facebook me gusta", dice el creador de Sovereign. Esta red social actúa como un espejo para su proyecto, ya que permite a las personas expresar su opinión sobre una multitud de cuestiones. Sin embargo, en Facebook, a diferencia de su producto, la información y su uso posterior no son transparentes. Una organización que usa Sovereign puede establecer las cuestiones sobre las que llama a sus electores para votar; quienes luego podrán emitir sus votos, que se contarán de manera segura y transparente, tan fácilmente como presionar "me gusta".

via MIT Technology Review